viernes, 24 de octubre de 2008

HO denuncia en un ranking el obstruccionismo a la objeción a EpC en los colegios


El Ranking muestra en rojo los que hostigan a los objetores y, en verde, los que les facilitan la objeción. Los obstáculos más frecuentes son amenazas de repetir curso, negativa a tramitar la objeción y comentarios despectivos contra los niños de familias objetoras.
MADRID, 23 DE OCTUBRE DE 2008.- Amenaza de repetir curso, coacciones, comentarios despectivos o negativa a tramitar declaraciones de objeción de conciencia. Éstas y otras actitudes se dan actualmente en algunos colegios contra las familias objetoras a Educación para la Ciudadanía.
Para que se conozca cada caso, HazteOir.org relanza su Ranking de colegios ante EpC, según ha anunciado este jueves José Carlos Muñoz, portavoz de HO para la agenda educativa.
HazteOir.org ha habilitado una dirección de email, jocarmube@hotmail.com, para recibir las denuncias de casos de vulneración del derecho a la objeción en el día a día de los colegios.
Los episodios, debidamente contrastados, se ordenan en un ranking que clasifica a los colegios españoles según su actitud frente a la objeción.
En rojo, se indicarán los centros con una acreditada actitud obstruccionista o directamente coactiva con las familias objetoras.
En amarillo, figuran los colegios que no ponen trabas a la objeción y atienden adecuadamente a los niños en las horas lectivas de EpC en que quedan exentos de asistir a las clases de adoctrinamiento.
En verde, se inscriben los colegios que facilitan o promueven la objeción a EpC y proporcionan a los alumnos una adecuada atención educativa durante las horas que dura el adoctrinamiento moral previsto por el Gobierno.
Aumenta el número de denuncias
Las denuncias de obstruccionismo y coacciones llegadas a HazteOir.org han aumentado con ocasión del despliegue de EpC en todas las Comunidades Autónomas.
El profesor y portavoz HO en esta materia, José Carlos Muñoz, explica que “las estratagemas obstruccionistas más frecuentes” son las de directores y jefes de estudios que dejan en el cajón las declaraciones de objeción de los padres y no les dan curso ante la Administración educativa, regional o ministerial, como es su obligación.
“También hemos sabido por los objetores -añade el portavoz HO- que algunos centros niegan toda posibilidad de informar a los padres de sus alumnos sobre el contenido de los currículos de EpC e invitan a quienes objeten a llevarse a sus hijos del colegio“.
“Otros miembros del movimiento objetor -continúa José Carlos Muñoz, también miembro del equipo de asesoramiento a los padres objetores creado por Profesionales por la Ética- nos informan de que ciertos directores y profesores han pretendido obligar a hijos de objetores a entrar en las clases de EpC (y a algunos han logrado imponérselo), les han hecho comentarios despectivos sobre la decisión adoptada por sus familias o incluso los han ridiculizado ante otros estudiantes”.
Otros métodos de hostigamiento a las familias objetoras consisten en hacerles llegar amenazas de falsas repercusiones académicas por su decisión: “En algunos centros han asegurado a los objetores que sus hijos no podrán promocionar por no haber cursado EpC, afirmación de cuya falsedad dan muestra irrefutable los numerosísimos hijos de objetores que, no habiendo asistido a las clases de la materia que en algunas Comunidades se impartió el pasado año en 3.º de la ESO, se encuentran actualmente en 4.º curso”. ”También se dan casos de amenazas con que no podrán obtener ningún título, pese a que es de dominio público que la LOE establece que se puede obtener el Graduado en la ESO con dos materias suspendidas y hasta con tres”, concluye el portavoz HO en materia de Educación.